Paul Pogba será jugador del Real Madrid este verano. Ésa es la promesa que ya le ha hecho la directiva merengue a su técnico, el galo Zinedine Zidane. Según cuenta OK Diario, los dirigentes le han garantizado que el centrocampista aterrizará en el Santiago Bernabéu antes de que concluya el mercado estival.

Aunque los blancos desean cerrar la operación cuanto antes, su definitivo desembarco queda de momento a expensas de que el Manchester United complete la contratación de un sustituto. En el momento en que pueda contar con un recambio de garantías, el preparador de los diablos rojos, el noruego Ole Gunnar Solskjaer, dará luz verde a la marcha de su pupilo.

En este sentido, los de Old Trafford barajan ahora mismo tres opciones: el serbio Sergej Milinkovic-Savic (Lazio), el español Saúl Ñíguez (Atlético de Madrid) y el portugués Bruno Fernandes (Sporting de Portugal). Este último sería, a juicio del citado digital, el jugador que contaría con más opciones de defender la elástica del United el curso que viene.

Sobre el coste de la operación, la misma fuente señala que los ingleses siguen manteniendo su idea de obtener unos 175 M€. Eso sí, parece lógico que si la cuerda sigue estirándose y el futbolista continúa mostrando su deseo de cambiar de aires, dicha cifra pueda sufrir una pequeña rebaja. Sea como fuere, y pese a todas estas dificultades, Zidane tiene la palabra del club...