Faltan menos de cuatro días para que el mercado estival baje el telón y el Málaga aún no ha podido cerrar ningún fichaje. Los andaluces, obligados por su delicada situación económica, sólo han tenido tiempo para hacer caja con la venta de alguna de sus estrellas y no han podido dar un nuevo impulso a una plantilla que, por otra parte, está siendo capaz de solventar la papeleta con bastante dignidad.

Por fortuna para Manuel Pellegrini, parece que el club, al menos, va a ser capaz de encontrar un recambio para el último jugador que ha abandonado la escuadra: el italiano Enzo Maresca.

Según adelantó el diario Sur, el sustituto del transalpino será Manuel Iturra, mediocentro chileno que el pasado curso militó en las filas del Real Murcia, conjunto de Segunda División con el que fue capaz de firmar una temporada notable (36 partidos, 1 gol).

Aunque el club pimentonero ha tratado de evitar su fuga, lo cierto es que la empresa que posee sus derechos federativos ha preferido esperar la llamada de un equipo de superior categoría que, salvo sorpresa mayúscula, será el Málaga.