El mercado invernal del FC Barcelona gira en torno al lateral derecho. El cuerpo técnico considera muy necesaria la llegada de un nuevo jugador que pueda competir con Sergi Roberto y la directiva trata de hacer todo lo posible por reclutar a un especialista que resulte del agrado de Luis Enrique y que pueda aterrizar en el Camp Nou sin rebasar los ya ajustadísimos limites salariales del equipo.

Tal y como se viene contando desde hace semanas, el gran anhelo de la entidad no es otro que Darijo Srna. El croata reúne el talento y la experiencia necesarios para militar en el combinado barcelonista y hasta podría llegar a la Ciudad Condal sin coste alguno, pero su desembarco se encuentra ahora mismo paralizado porque el montante de la propuesta que le ha hecho llegar el cuadro catalán se encuentra muy lejos de las expectativas del futbolista.

Según cuenta hoy Mundo Deportivo, para tratar de cerrar la brecha que le separa del jugador del Shakhtar Donetsk, la directiva ha decidido apelar a otros factores que tienen poco ver con el económico. De hecho, en las conversaciones que mantienen periódicamente con el carrilero y su entorno, los dirigentes le envían mensajes claramente persuasivos en los que le invitan a dar el sí quiero a una propuesta que le permitiría poner un importante colofón a su carrera profesional en un club que cuenta con el inimitable Leo Messi y que pelea por alzarse con la Champions League. «Vente, no lo dudes. Jugar en el Barça es una oportunidad de oro. No te equivocarás», le repiten.

Aunque esperan que estos mensajes terminen calando en el futbolista, los directivos también entienden que la incorporación de Srna podría dilatarse hasta la recta final del mercado de invierno, una circunstancia que también influirá directamente en el futuro de Aleix Vidal. Y es que, parece claro que si el croata termina recalando en la Ciudad Condal, el lateral tarraconense se verá casi obligado a aceptar cualquier oferta que le ayude a iniciar una nueva etapa lejos del FC Barcelona.