Tras analizar con detenimiento a todos los candidatos, la directiva del FC Barcelona ha llegado a la conclusión de que el internacional español Rodrigo Moreno es el delantero que mejor se adapta al perfil que andan buscando. El futbolista, de 28 años, puede desenvolverse como 9 o caer a banda y además acumula una amplia experiencia en la Liga española, un requisito que garantizaría su rápida adaptación.

Ya que su cláusula de rescisión es de nada menos que 120 M€ y la directiva del Valencia pretende aferrarse a ella hasta que reciba una oferta suculenta de cualquiera de sus numerosos pretendientes, la entidad culé quiere decantar la balanza a su favor incluyendo en su propuesta el traspaso de dos jugadores que no resultan indispensables para sus planes de cara al futuro y que resultan del completo agrado del técnico che, Marcelino García.

Dicha pareja estaría compuesta por el arquero holandés Jasper Cillessen (30 años) y el centrocampista gallego Denis Suárez (25). El primero, que parece haber descartado la posibilidad de recalar en el Benfica, vería con buenos ojos su desembarco en una escuadra que le daría la oportunidad de mantenerse en la Liga y de disputar la Champions League. Eso sí, su posible aterrizaje en Mestalla quedaría a expensas de la previa marcha del brasileño Neto.

El segundo, por su parte, está igualmente dispuesto a cambiar de aires, ya que a lo largo del curso recién terminado ha jugado un papel absolutamente secundario en el Barça (apenas 14 partidos oficiales). En la capital del Turia, el talentoso jugador podría encontrarse además con un técnico que ya sacó partido a su calidad cuando coincidieron en el Villarreal.