El cuadro hispalense tiene una arraigada apuesta por el fútbol sudamericano, donde ha intentado captar tanto a jóvenes jugadores como Guilherme Arana, como a consagrados futbolistas en sus respectivas competiciones al otro lado del globo del corte de Guido Pizarro, Iván Montoya o Ganso, aunque de estos ninguno ha dado el rendimiento esperado, cosa que sí han hecho otros, como los argentinos Ever Banega y Joaquín Correa, y de ahí que la apuesta continúe a pesar de que estos últimos no vinieran expresamente desde el otro continente, habiendo cosechado experiencia previa en Europa.

Tras la gran labor que ha venido realizando la dirección deportiva del Sevilla que actualmente encabeza Óscar Arias tras la partida de Monchi, esta sigue valorando muy positivamente ese marco del mercado, lo que ha hecho situar en agenda a uno de los nuevos y cotizados talentos que se está desmarcando en el otro continente. Según La Gazzetta dello Sport, la figura de Tomás Cuello es una de las más pretendidas de la Superliga Argentina, por quien ya habrían hecho mostrado interés tanto los de Nervión como Inter de Milán y Oporto, principales competidores en la puja y con los italianos con cierto terreno ganado al respecto.

Fue un viejo conocido del equipo andaluz quien lanzó el primer mensaje sobre Cuello, puesto que Jorge Sampaoli, en su etapa como técnico, ya recomendó seguir de cerca al futbolista, según ha señalado Estadio Deportivo. De hecho, el seleccionador de La Albiceleste ya convocó al zurdo durante las citas acontecidas en el mes de junio, en un claro guiño a las aptitudes del jugador por las que ha demostrado tener especial gusto.

Tomás Cuello actualmente milita en Atlético Tucumán, donde se está haciendo un hueco en el primer equipo de los argentinos tras hacer su aparición en los momentos finales de la temporada pasada. Allí es uno de los valores de futuro de la entidad, quien apuesta por las condiciones de este joven de 18 años que ya ha recibido la llamada de colosos europeos.