Reclutar un delantero que pueda ir tomando el testigo de Luis Suárez. Ése es el gran objetivo que se ha marcado el FC Barcelona de cara al curso que viene. Los azulgranas aún mantienen plena confianza en el uruguayo, pero creen que ha llegado el momento de cubrirse las espaldas e impulsar el desembarco de un recambio de garantías.

Aunque esta tarea acaparará gran parte de su tiempo, la directiva no descarta realizar otros fichajes durante el futuro mercado estival. Entre ellos, el de un centrocampista que, además de participar en la creación de juego, pueda pisar ambas áreas con facilidad. «El Barça ya trabaja en encontrar un centrocampista que responda a un retrato-robot similar al del croata (Ivan Rakitic) cuando llegó al club azulgrana», precisa el diario As.

En este sentido, el principal anhelo de la entidad sería Fabián Ruiz. El andaluz ha progresado notablemente en estas últimas temporadas y ha logrado llamar la atención de una escuadra catalana que valora su juventud (23 años), su buen manejo de balón y su excelente condición física. Su fichaje, eso sí, se antoja complicado tanto por la resistencia de su club, el Nápoles, como por la competencia que pueden ejercer otros clubes como Real Madrid o Manchester City.

Junto al ex del Real Betis, comparecen como futuribles el uruguayo Rodrigo Bentancur (22 años) y el español Saúl Ñíguez (24). El primero no es todavía titular indiscutible en la Juventus, pero su rol de suplente de garantías sí resulta muy importante para una escuadra bianconera que no facilitará su salida. Mucho más difícil resultaría aún la contratación del ilicitano, quien ya ha dejado claro que no tiene intención alguna de abandonar el Atlético de Madrid. Solo si los rojiblancos le abren la puerta, la operación resultaría asequible.