Los planes del FC Barcelona para reforzar su medular podrían saltar por los aires por culpa del que es, sin duda, uno de los grandes enemigos del club catalán en materia de fichajes, el París Saint-Germain. Los galos, que en el pasado se llevaron casi por las bravas a Neymar e impidieron el desembarco en el Camp Nou de jugadores como Marquinhos y Marco Verratti, amenazan ahora con imposibilitar otro par de fichajes.

Para empezar, los parisinos podrían adelantar al Barça en la puja para hacerse con los servicios de Frenkie de Jong, centrocampista del Ajax de Ámsterdam al que los barcelonistas pretenden incorporar a sus filas el verano que viene. Según recoge As, los parisinos no esperarán tanto tiempo y abordarán su fichaje este mismo mes de enero por una cantidad que rondará los 75 M€. Para convencer al jugador, el conjunto francés le ha garantizado el cobro de un salario de nada menos que 8 M€ durante cinco temporadas, cifra con la que la entidad blaugrana no puede competir.

Por si fuera poco, el PSG también podría frustrar la contratación de otro medio que resulta muy interesante para el FC Barcelona, el galo Adrien Rabiot. Los de la Ciudad Condal desean cerrar su incorporación al término del curso, fecha en la que expira su actual contrato, pero el club del Parque de los Príncipes pretende darle salida este mismo mes para sacar algún beneficio de su marcha.

Aunque la cantidad exigida (unos 15 M€) no resulta excesiva, el diario Sport insinúa que la directiva parisina priorizará la negociación con Chelsea y Bayern Múnich, conjuntos que ya se han mostrado dispuestos a reclutarle este mismo mes de enero. La postura de su madre y agente, Veronique Rabiot, que perdería la prima de fichaje que podría solicitar si su hijo se marcha con la carta de libertad, puede complicar la operación y, de algún modo, favorecer al Barça.