El Real Madrid lo ha decidido. El campeón de Europa aprovechará el próximo mercado estival a fin de cerrar una serie de incorporaciones que le permitan apuntalar su parcela defensiva. El conjunto merengue, que dijo adiós al portugués Pepe el pasado verano y apostó por el regreso de Jesús Vallejo después de su cesión en Alemania, apostará por sumar nuevas llegadas.

Esto es lo que destaca la información que publica El Economista, fuente según la cual desde el seno del Real Madrid no se quiere sobrecargar a Nacho en forma de alternativa para prácticamente todas las opciones en caso de ausencia de titulares. Así, los reiterados problemas físicos del reiterado Vallejo han provocado que el canterano emergiera como única opción a fin de relevar a Sergio Ramos y Raphaël Varane.

Varios nombres propios

De este modo, el fichaje de un central para la 2018-2019 es prioridad. Sin embargo, uno de los problemas que están encontrando desde las oficinas del Santiago Bernabéu es la falta de alternativas de primer nivel que ofrece el mercado de fichajes.

Varios son los ofrecimientos que han recibido los blancos por parte de distintos intermediarios, como son los casos Giorgio Chiellini, David Luiz, Leonardo Bonucci y Milan Skriniar. Pero los tres primeros han sobrepasado la treintena mientras el cuarto (22 años) vería peligrar el estatus de titular indiscutible en el Inter de Milán, lo que frena la posibilidad. Mientras tanto, en los últimos días se ha especulado con un interés en el zaguero francés del Sevilla, Clement Lenglet, cuyo coste no sería demasiado elevado.

También pretende cerrar el Real Madrid la incorporación de un nuevo lateral diestro para que sea competencia de Dani Carvajal. El pobre rendimiento de Achraf puede significar su salida a final de temporada y la opción que más seduce para ocupar este carril derecho es el internacional español Álvaro Odriozola.