Consciente de las dificultades que arrastra el fichaje del deseado Maicon, la directiva del Real Madrid mantiene en su agenda a otros futbolistas que podrían mejorar las prestaciones de la zaga.

En concreto, el cuadro merengue mantiene una vigilancia activa sobre David Luiz, defensa canarinho que acaba de cerrar su cuarta temporada con el Benfica (66 partidos, 5 tantos).

Eso sí, el brasileño se desenvuelve en el eje de la zaga, por lo que su llegada obligaría a Sergio Ramos a mantener su puesto en el lateral derecho.

Una vez más, el problema de este fichaje reside en el dinero. Su cláusula de rescisión se encuentra situada en 50 M€, aunque el cuadro lisboeta le dejaría salir por 30 M€, cantidad que sí estarían dispuestos a pagar los pretendientes ingleses, pero que resulta inalcanzable para una entidad blanca que ha marcado como límite los 20 M€.