El Real Madrid ha decidido cubrirse las espaldas. Aunque su gran anhelo se llama Asier Illarramendi, la directiva merengue mantiene en su punto de mira a otros dos futbolistas que podrían desempeñar una labor similar.

Según informa el diario Marca, si las negociaciones con la Real Sociedad no llegan a buen puerto, el conjunto blanco retomará la senda que conduce hasta Geoffrey Kondgobia. El galo todavía no ha alcanzado el nivel del guipuzcoano, pero su brillante estreno con la elástica del Sevilla ha logrado llamar la atención de casi todas las grandes escuadras europeas.

En principio, los madridistas cuentan con una considerable ventaja en esta puja y, de hecho, el jugador francés sólo está esperando a que fracasen las conversaciones con Illarra para dar el sí definitivo a la entidad madridista.

La segunda alternativa es una incógnita. El citado rotativo sólo indica que se trata de un mediocentro joven y extranjero que no es ni el italiano Marco Verratti ni el alemán Ilkay Gundogan. En este caso, la directiva blanca trabaja con mucho sigilo para evitar que las filtraciones terminen encareciendo y complicado la negociación.