Saturada. Así se encuentra actualmente la plantilla del Real Madrid. Tras reclutar a Rodrygo, Eder Militao, Luka Jovic, Eden Hazard y Ferland Mendy, el cuadro blanco cuenta ahora mismo con 37 jugadores, una cifra que excede, y por mucho, el máximo de 25 fichas que permite inscribir la Liga.

Ya que la actual situación resulta insostenible, la entidad merengue deberá agilizar durante las próximas semanas una operación salida que afectará a un mínimo de 12 jugadores. La cantidad podría ser aún mayor si, como pronostican algunos medios, los blancos reclutan próximamente a un nuevo centrocampista (se habla de Paul Pogba o Christian Eriksen) o se deciden a abordar de forma decidida el fichaje de Kylian Mbappé.

Entre quienes, según Marca, cuentan con enormes opciones de abandonar la disciplina madridista figuran el arquero Keylor Navas; los zagueros Theo Hernández y Sergio Reguilón; los centrocampistas Marcos Llorente, Dani Ceballos, James Rodríguez, Martin Odegaard y Mateo Kovacic, y los atacantes Gareth Bale, Raúl de Tomás y Borja Mayoral.

Igualmente, el conjunto de Chamartín también valora el adiós de otros jugadores como los metas Andriy Lunin o Luca Zidane; el central Jesús Vallejo; los medios Brahim Díaz, Isco y Lucas Vázquez, o el ariete Mariano Díaz. En varios de estos casos, la salida quedará supeditada a la presentación de una oferta que resulte realmente suculenta para la entidad.