«Le veo aquí. No sé cuáles son las intenciones del Madrid, pero si fuera ellos pensaría en otro jugador». Hace un par de días, José Mourinho se mostraba así de confiado al ser consultado por el futuro de uno de sus pilares, el meta David de Gea. Aunque esas declaraciones venían a confirmar que la relación entre el jugador y el Manchester United aún es firme, lo cierto es que el reciente varapalo europeo sufrido por el cuadro inglés podría variar drásticamente la situación.

Según cuenta la web El Bernabéu, el arquero toledano comienza a cuestionarse si lo mejor para su carrera profesional es seguir vinculado a un equipo que, pese a las enormes inversiones económicas que ha realizado últimamente, sólo ha alcanzado los cuartos de final de la Champions League en una ocasión durante los últimos siete años y con el que apenas ha logrado cuatro títulos: una Premier, una Europa League, una FA Cup y una Copa de la Liga.

Para mejorar su palmarés y adecuarlo al que se le debe presuponer al que muchos consideran mejor arquero del mundo en la actualidad, el internacional español estaría valorando seriamente la posibilidad de buscar nuevamente su desembarco en el Real Madrid, un conjunto que si por algo ha destacado recientemente es por su capacidad para dar lo mejor de sí en la Liga de Campeones.

Lógicamente, existen otros muchos factores a tener en cuenta a la hora de estudiar un cambio de aires, pero lo cierto es que la falta de competitividad que vienen mostrando los diablos rojos en los últimos tiempos, y que ayer quedó patente en el choque ante el Sevilla, podría terminar jugando a favor de los de Chamartín.