Complicada situación en la que se encuentra Gareth Bale en el Real Madrid. El extremo galés ha dejado de ser insustituible para un Zinedine Zidane que en su desembarco en el cuadro de Concha Espina apuntaba que la BBC era indiscutible pero parece haber cambiado de opinión con el paso de los meses. Así quedó bien a las claras en la pasada eliminatoria de Liga de Campeones ante el Paris Saint Germain, cuando el galés fue suplente tanto en el Santiago Bernabéu como en el Parque de los Príncipes.

La situación, como viene siendo habitual en estos casos, ha provocado que se disparen las especulaciones acerca de un posible cambio de aires para el futbolista. Así, después que durante el pasado verano se insistiera en un interés por parte del Manchester United, distintos medios apuntan que el Real Madrid no vería con malos ojos una salida del jugador y de este modo encontrarse en disposición de lanzarse por algunos de los objetivos marcados, como es el caso del brasileño Neymar.

Sin embargo, la planes del Real Madrid no pasan por regalar al futbolista. Al menos esto es lo que sugiere la información que podemos encontrar en El Bernabéu, fuente según la cual el campeón de Europa únicamente valorará ofertas que superen 100 M€ por el que fuera futbolista del Tottenham y que todavía guarda una notable reputación en Inglaterra.

A sus 28 años, el jugador tendría la oportunidad de volver a brillar en una Premier League donde recuperaría la continuidad y se encontraría en disposición de mostrar todas las cualidades que llevaron a ser uno de los futbolistas más deseados del panorama internacional y que el Real Madrid pagará precisamente esos 100 M€ por él.