La directiva del Real Madrid se ha marcado un ambicioso objetivo: obtener nada menos que 120 M€ con la venta de tres de los futbolistas que no entran en los planes de Zinedine Zidane. Dicho trío está compuesto por, según recoge el digital el El Español, los centrocampistas Lucas Vázquez y James Rodríguez y el delantero Mariano Díaz.

La tarea no se antoja sencilla. De hecho, la salida que parecía más cantada, la del colombiano James, se encuentra ahora mismo paralizada por las elevadas pretensiones de un combinado blanco que ha situado su tasación en 50 M€. ««Está en nuestros corazones, sobre todo en el de Ancelotti, pero hay que llegar a un acuerdo con el Madrid. Somos duros, no queremos ceder a las exigencias injustas del Real Madrid. Esperemos, reconoció ayer mismo Aurelio de Laurentiis, presidente de uno de los clubes interesados, el Nápoles.

Algo muy similar ocurre con el gallego Lucas Vázquez, ya que los 40 M€ que pretende recaudar el conjunto de Chamartín resultan ahora mismo inalcanzables para el conjunto que mayor curiosidad ha mostrado en su fichaje, el Arsenal. En el caso del dominicano Mariano Díaz, el problema es tanto su precio (30 M€) como el hecho de que el jugador no tiene intención alguna de abandonar el club y ya ha ninguneado más de 10 propuestas en lo que llevamos de verano.

En cualquier caso, los ingresos de una operación salida que ya ha propiciado el adiós de Mateo Kovacic (Chelsea, 40 M€), Marcos Llorente (Atlético de Madrid, 40 M€), Raúl de Tomás (Benfica, 20 M€) y Theo Hernández (AC Milan, 20 M€) podrían incrementarse con otras ventas que, sin ser tan prioritarias, los merengues tampoco descartan. En este grupo habría que incluir al meta Keylor Navas; los zagueros Nacho y Jesús Vallejo; el centrocampista Isco, o el atacante Gareth Bale.