El Real Madrid redobla su apuesta por la juventud. Tras el progresivo desembarco de jugadores como Martin Odegaard, Marco Asensio, Jesús Vallejo, Dani Ceballos o Vinicius Junior, el club ha encauzado ya la contratación de un nuevo talento brasileño, el mediapunta Rodrigo.

Según cuenta el diario Marca, el acuerdo con su club, el Gremio Novorizontino, es ya un hecho, y el definitivo cierre de la operación sólo queda a expensas de que el futbolista pase el pertinente reconocimiento médico (que podría tener lugar hoy mismo en Valdebebas) y estampe su firma en el oportuno contrato.

El centrocampista, de apenas 17 años, permanecerá en el combinado canarinho hasta el próximo verano. Será entonces cuando emprenda el viaje definitivo hasta la capital de España para, en principio, incorporarse a la disciplina del filial, conjunto en el que tratará de mostrar las cualidades que ya dejó entrever este pasado mes de agosto en el Mundial de Clubes Sub’17 que se disputó en Madrid.

El fichaje de Rodrigo responde a esa nueva política de fichajes que ha puesto en marcha el cuadro merengue y que el citado rotativo resume de la siguiente manera: «La orden es clara y la dirección deportiva del Real Madrid se tiene que mover con celeridad en los fichajes de jóvenes talentos. El panorama del mercado ha cambiado y ahora el talento hay que buscarlo antes de que se muestre a nivel profesional, tal y como ha sucedido con Mbappé».