Ahora que el Real Madrid está en la final de Cardiff, queda muy lejano aquel inicio de la temporada en Liga de Campeones. El primer partido allá por el mes de septiembre fue en casa ante un correoso Sporting de Portugal, que dio un buen susto al vigente campeón de Europa.

Terminaron remontando los blancos in extremis gracias a Álvaro Morata, pero el equipo luso dejó grandes sensaciones y a un jugador hasta entonces desconocido. Gelson Martins trajo de cabeza a los merengues por la banda derecha, tanto en el primer encuentro como en el segundo en Lisboa.

Este portugués de apenas 22 años, desconocido entonces para el gran público, destacó por su velocidad, atrevimiento, descaro y capacidad para desequilibrar. Pronto acaparó multitud de rumores en aquel otoño, incluidos unos cuantos que lo acercaron a club merengue.

Aunque su renovación de contrato en febrero, que lo colocó con una cláusula de rescisión de 80 M€, frenó esos intereses. Hasta que en las últimas hora se coló de nuevo en la agenda del Manchester City. Ahora, de acuerdo con The Sun, recupera su lugar en la del Real Madrid, que lo seguiría atentamente desde hace meses.