«Mi situación no importa en absoluto. Todos somos profesionales y en todos los clubes se habla de jugadores que se van. Ese asunto mío personal no tiene relación alguna con cómo nos está yendo hasta ahora esta temporada». Aunque hace unos días Christian Eriksen trataba de zafarse de los rumores, parece que su objetivo no se cumple.

El jugador de 27 años acaba contrato con el Tottenham a final de temporada, por lo que a menos que renueve de forma sorprendente, algo que viendo la situación del equipo parece menos probable, es libre desde enero para negociar con otro club. Y no se puede excluir un cambio de aires en ese mismo mercado estival.

Señalado esta semana como gran objetivo merengue para invierno, OK Diario explica este sábado que la llegada al Real Madrid estaría apalabrada, a falta de saber si sería ahora o a final de temporada. Desde Inglaterra medios como el Daily Mirror tasan además un supuesto traspaso en unos 30 M€, que es lo que pedirían los spurs por él.

Y mientras tanto, en Alemania el medio Sport1 explica que el Bayern Múnich ha decidid irrumpir con fuerza en la pelea por hacerse con sus servicios. Los bávaros quieren mejorar su potencial ofensivo y preparan una importante ofensiva para asegurarse su desembarco.