Tan importante como reforzarse con criterio es, sin duda, aligerar la carga de una plantilla. Por eso, tras concretar los fichajes de Javi Hervás y Diego López y dejar casi cerrado el del joven Bryan Rabello, la directiva del Sevilla ha decidido dar un nuevo impulso a su operación salida.

Aunque la tarea no resultará sencilla, el cuadro hispalense espera obtener al menos unos 12 M€ con la venta de, según As, el italiano Tiberio Guarente (al que el club valora en 2,5 M€), el argentino Lautaro Acosta (2 M€), el bosnio Emir Spahic (1 M€), el marfileño N’dri Romaric (3 M€) y los españoles Alexis (2,5 M€) y Javi Varas (1,5 M€).

Esta cifra podría crecer considerablemente si la entidad abre la puerta a jugadores como Manu del Moral, Diego Perotti, Federico Fazio o Ivan Rakitic, aunque eso sólo ocurrirá si llega una oferta de esas que se califican como irrechazables.

Con estas ventas, y con el ahorro de sus respectivas fichas, la entidad de Nervión tratará de cuadrar sus cuentas y de evitar la marcha de los tres pilares de su actual plantilla: Jesús Navas, Gary Medel y Álvaro Negredo.