Sigue trabajando el Sevilla en nuevas incorporaciones de cara al curso 2015-2016. Con la disputa de la Liga de Campeones en el horizonte después de una campaña sensacional, la dirección deportiva quiere dotar a Unai Emery de una plantilla competitiva que no eche de menos a algunas de las salidas que ya se han producido y se producirán en los próximos días.

Así, dos son ya los fichajes que se han cerrado. El primero el danés Krohn-Deli, que llega después de un periplo muy destacado en el Celta de Vigo. El segundo, el extremo francés Gaël Kakuta, quien ha aprovechado su paso por el Rayo Vallecano como trampolín, al igual que hicieran en su día Michu, Diego Costa, Joaquín Larrivey, Alberto Bueno o Leo Baptistao.

El siguiente objetivo que tiene Monchi ahora en el punto de mira es el de un nuevo futbolista de vocación ofensiva, motivo por el que trabaja desde hace semanas en la llegada del todavía jugador del Dnipro Konoplyanka. Sin embargo, las altas demandas del ucraniano y el sinfín de equipos que están llamando a su puerta complican la operación.

De este modo, llega el momento de tantear alternativas. La última, según apunta la cadena Ser, es el liviano internacional francés Mathieu Valbuena. Actualmente en las filas del Dinamo de Moscú (27 partidos, 4 goles), el galo ya recibió los cantos de sirena hispalenses antes de marcharse a Rusia, por lo que habrá que estar atentos a esta posibilidad.