Pasan los días, mañana alcanzaremos el ecuador del mes de agosto y por ahora nadie sabe a ciencia cierta qué sucederá con Neymar. Parece más que claro que quiere irse del PSG, donde según las últimas informaciones no entrena ya con el resto de sus compañeros. Pero se suceden los rumores acerca de si irá a Real Madrid o FC Barcelona.

En cualquier caso, mientras esperamos acontecimientos y movimientos que puedan desatascar el gran culebrón de este mercado estival, tenemos noticias. Esta tarde se conocía también que Josep Maria Bartomeu no irá el viernes a la reunión de la ECA y por tanto no habrá esa esperada reunión con Nasser Al-Khelaïfi porque ha priorizado viajar a Bilbao.

Todo esto, unido a las informaciones filtradas ayer tras el encuentro de Javier Bordás y Eric Abidal con Leonardo, con las demandas de unos y otros en la negociación, lleva al diario Marca a interpretar lo siguiente: que desde el conjunto azulgrana han telegrafiado sus movimientos para hacer ver al jugador que hacen todo lo posible para su vuelta, y que debe ser él quien tenga que dar el paso. Claramente.

Ya lo advertía Gerard Piqué en Estados Unidos y es lo que quiere la entidad catalana: que el delantero pueda dar un paso al frente de forma notoria y pública. Así también quieren alejar definitivamente al Real Madrid de la pelea. Ahora la pelota está en el tejado del futbolista.