Poco a poco, el Tottenham va asumiendo que su relación con Christian Eriksen ha entrado ya en su recta final. Aunque desea renovar su contrato, la directiva cree que el danés prefiere cambiar de aires y por eso ha decidido estrechar el círculo sobre un jugador que, llegado el caso, pueda ocupar su espacio.

Según cuenta el diario The Sun, los spurs han establecido ya contactos con un futbolista al que consideran idóneo para tomar el testigo del nórdico, el portugués Bruno Fernandes. De acuerdo a este rotativo, los londinenses podrían llegar a invertir nada menos que 75 M€ en su contratación.

El luso, de 25 años, pasó cinco temporadas en el Calcio (militó en Novara, Sampdoria y Udinese) antes de regresar a su país y dar un sensible impulso a su carrera. Desde que luce la elástica del Sporting de Portugal, el mediapunta acumula 55 goles y 43 asistencias en 119 partidos oficiales.

El creciente interés de los spurs en este jugador resulta una excelente noticia para Real Madrid, Juventus o Bayern Múnich, conjuntos que ya vienen persiguiendo su fichaje desde hace meses y que en enero podrían encontrarse con un excelente escenario para lanzar las redes. Y es que, parece claro que, puestos a elegir, los directivos del Tottenham prefieran darle salida durante el mercado invernal a esperar su marcha a coste cero al término del curso.