Antes de entrar, dejen salir. Protagonista de un sensacional inicio de mercado de fichajes en el que no ha dudado en tirar la casa por la ventana a fin de sumar un buen número de piezas de primer nivel con las que mejorar la plantilla de la que dispondrá a sus órdenes Zinedine Zidane, el Real Madrid todavía tiene preparados algunos golpes. Especialmente significativo es el caso de Paul Pogba, estrella del Manchester United.

Sin embargo, y a la vista de las altas demandas por parte de la escuadra de Old Trafford el Real Madrid quiere cerrar una serie de marchas que le permita ingresar una cantidad importante en sus arcas antes de lanzarse por su contratación. Entre los casos a tener en cuenta se encuentra el de James Rodríguez.

El colombiano, de regreso a la capital de España después de dos años cedido en el Bayern Múnich, cuenta con un buen número de equipos tras sus pasos, entre los que se encuentran Atlético de Madrid, Paris Saint Germain y Nápoles. Especialmente insistente se está mostrando el cuadro celeste, que incluso se ha desplazado a Madrid con la intención de acercar el acuerdo. Sin embargo, éste no se ha producido e incluso el presidente napolitano Aurelio De Laurentiis señaló que las demandas blancas eran muy elevadas.

Ahora es el Real Madrid el que responde. Según destaca la información publicada por el diario Sport, la entidad presidida por Florentino Pérez ha lanzado un ultimátum a los napolitanos: o paga los 42 M€ en que ha tasado su salida o dice adiós a su fichaje. Y es que el equipo del Santiago Bernabéu no permitirá la marcha de James por medio de una cesión con opción de compra como pretende el Nápoles.