Cuando un jugador pasa a ser objetivo de un grande como el Real Madrid es habitual que todos sus movimientos se interpreten en clave de esa escuadra, algo lógico teniendo en cuenta la enorme repercusión de su posible fichaje. Y más si tiene todas las papeletas para ser el siguiente galáctico merengue.

Por eso cada detalle de Eden Hazard es escrutado al milímetro, y el delantero no deja de acaparar informaciones que lo acercan al combinado de Chamartín. Especialmente porque termina contrato con el Chelsea en 2020, pero también porque este jugador lanza guiños más o menos intencionados.

El último de ellos en unas declaraciones a la emisora RTBF junto al ex ciclista Eddy Merckx, en las que habla abiertamente de quien puede ser su siguiente entrenador: «Como jugador creo que no hay color, tengo mucho respeto por Zidane, ha sido mi ídolo, gracias a él empecé a jugar. Pero, por las victorias conseguidas con Martínez, le elijo a él».

Así habló el jugador al ser cuestionado por sus preferencias entre el francés y Roberto Martínez, seleccionador belga en la actualidad. Unas palabras que no han pasado desapercibidas en España…