El Valencia ha decidido cubrirse las espaldas. Aunque el futuro del rebelde Adil Rami aún no está nada claro, la directiva ha comenzado a rastrear el mercado en busca de un futbolista que pueda ocupar su espacio.

Según relata Plaza Deportiva, el principal favorito vuelve a ser Álvaro González (23 años), zaguero que ya se paseó por la agenda del cuadro ché durante el mercado estival. Eso sí, su fichaje no resultará sencillo. Y es que, pese a que el jugador desea regresar a Primera División, su club, el Real Zaragoza, sólo le dejará marchar por una cantidad que ronde los 3 M€ (el 30 por ciento de dicha cifra iría a parar al Racing de Santander).

Dado que el Valencia no está para gastos, la entidad no descarta recurrir a un fondo de inversión que se haga con los derechos del jugador y que posteriormente se lo ceda sin coste alguno. En verano, una de esas empresas, Doyen Group, ya trató de reclutarle, pero las negociaciones, que contemplaban su posterior préstamo al Sevilla, no dieron sus frutos.

Junto al cántabro figura en la agenda valencianista el argentino Federico Fernández (24 años). El central, que el pasado curso jugó cedido durante seis meses en el Getafe, apenas entra en los planes de Rafa Benítez, por lo que su salida del Nápoles no parece complicada. Por cierto, recientemente se insinuó la posibilidad de que el jugador pudiera ser intercambiado por Adil Rami (ver artículo).

Completa el trío, según relata Súper Deporte, el joven Bernardo Cruz. De poderoso físico y aseado manejo de balón, el zaguero apareció en la primera plantilla del Córdoba el pasado curso, aunque ha sido en el arranque de la presente campaña cuando su juego ha logrado llamar la atención de los ojeadores valencianistas.