Retomar intereses pasados es una maniobra actual en los clubes cuando la valoración del objetivo ha sido buena tiempo atrás y este ha mantenido un rendimiento acorde a los informes de antaño. Y si la incorporación no se logró en el pasado, no es motivo para no explorar de nuevo una vía que puede remitir con una evolución positiva que certifique la presencia de un deseo que esta vez sí podría concretarse.

Esta es la maniobra que puede realizar el Valencia durante este verano, quien tendría la idea de recuperar un interés del pasado mercado estival que está nuevamente sobre la mesa del club. Su aportación en el Torino, donde ha completado una gratificante temporada con la consecución de 10 tantos y 14 asistencias, ha vuelto a estimular los movimientos de los equipos españoles que habrían marcado el nombre de Iago Falque muy presente.

El gallego es una apuesta que tiene buena acogida en el seno de la entidad de Mestalla. De hecho, según Plaza Deportiva, el propio Marcelino García Toral avalaría la posible llegada del extremo, y dicha postura habría sido también contrastada por Pablo Longoria, por lo que se le incluye entre los posibles candidatos a ocupar la banda del cuadro valencianista. El medio asegura que su marcha es una opción real dentro de los parámetros económicos en los que se mueve el club, estando los italianos abiertos a dejarle salir mediante un préstamo con obligación de compra que se cerraría en torno a los 10 M€ (2+8).

Pero, al igual que sucede en Valencia, este no es el único club que persigue al futbolista. El Sevilla ya ha sido vinculado con el jugador y con la especulación de que este busca una salida, los hispalenses estarían pendientes a su situación con el objetivo presente de sumar gol al costado de su ataque. Con contrato hasta 2020, este mercado puede ser decisivo para Falque abrace a una propuesta que le permita dar un nuevo salto en su carrera.