Si hay una pareja de centrales que garantiza fiabilidad y solvencia en la Liga española, ésa es, sin duda, la que forman Diego Godín y Gonzalo Rodríguez. Ambos han contribuido notablemente al ascenso que ha experimentado el Villarreal en los últimos tiempos y los dos son, por tanto, uno de los activos más importantes del club amarillo.

Por ese motivo, la directiva castellonense cerró el pasado mes de mayo la renovación del central argentino (ver artículo), quien permanecerá en El Madrigal hasta junio de 2014, y ahora trata de hacer lo mismo con el uruguayo, futbolista que ya figura en la agenda del Real Madrid, especialmente tras la llegada de Manuel Pellegrini al banquillo del Santiago Bernabéu
(ver artículo).

Aunque el director general de la entidad, Fernando Roig Negueroles, asegura que la renovación de Godín (23 años) «no corre prisa», lo cierto es que el Submarino Amarillo pretende, según As, blindar cuanto antes a este zaguero que acumula 56 partidos y 2 tantos en el torneo liguero.

Salvo que se intensifique el interés merengue, la negociación no parece complicada, ya que el charrúa ha dejado claro que desea continuar vinculado al club que le ha dado la oportunidad de triunfar en Europa. «Yo siempre he dicho que mi objetivo es continuar en el Villarreal. Quiero seguir aquí, estoy muy contento y muy a gusto en el club. No tengo ninguna queja, todos me tratan muy bien y me llevo muy bien con el resto de mis compañeros, por lo que una salida del Villarreal no es ni mucho menos algo que me planteo», corrobora.