El FC Barcelona se encuentra planificando la campaña 2019-2020. Los rumores siguen su curso sobre una posible vuelta de Neymar al Camp Nou, sin dejar de lado el tema de Antoine Griezmann. Parece que el propósito culé es juntar a ambos en la Ciudad Condal, relegando a Philippe Coutinho, a quien se busca salida.

La situación se antojaría complicada para Ousmane Dembélé, si bien es cierto que el Barça le ha confirmado al francés que cuenta con él para el próximo curso. Tal y como apunta Catalunya Ràdio, la entidad azulgrana debe lograr 70 M€ en ventas antes del 30 de junio, todo ello con la intención de cerrar el balance de la temporada 2018-2019 en dígitos positivos.

Hay que recordar que el superávit anual es uno de los logros que lleva cosechando el vigente campeón de Liga desde 2010, por lo que desea mantener dicha tendencia. Se antoja primordial, por tanto, traspasar a varios de los descartes que permanecen en la plantilla: Jasper Cillessen, André Gomes, Denis Suárez o Rafinha Alcántara.

Da la sensación que el primero en abandonar el barco será el portugués, especialmente después de que el Everton esté dispuesto a abonar 25 M€ por el ex del Valencia CF. Igualmente, sigue en proceso el intercambio con los che para que Neto recale en Barcelona, al tiempo que Cillessen se marche a la capital del Turia. Los blanquinegros también han preguntado por la situación de Rafinha y Denis.