El futuro de Adrien Rabiot pasa por el FC Barcelona. Ésa es, al menos, la idea que en los últimos días vienen transmitiendo los medios que siguen la actualidad del cuadro azulgrana y del club al que aún pertenece el galo, el París Saint-Germain. Eso sí, lo que aún no queda claro es cuándo se producirá su desembarco en el Camp Nou ni el coste de la operación.

En las últimas horas, el medio Paris United ha asegurado que la entidad francesa estaría ya decidida a desprenderse del jugador durante el mercado invernal para así evitar su salida a coste cero al término del curso y quitarse de encima los problemas que podría generar en el vestuario la presencia de un futbolista ya vetado por Thomas Tuchel. El citado medio señala que los directivos parisinos exigirían apenas 5 M€, cantidad que se antoja muy baja, y más si tenemos en cuenta la pésima relación que mantienen ambas entidades. «Lo que cuesta creer es que Rabiot esté dispuesto a sacrificar 5 millones de euros por seis meses», puntualiza Mundo Deportivo.

Precisamente, este rotativo explica también que en el Barça siguen decididos a esperar hasta verano para incorporar al centrocampista y que, a día de hoy, lo que más les preocupa es la negociación con la madre y agente del futbolista, Veronique Rabiot, quien en los últimos tiempos ha exigido un sueldo más elevado para su hijo y una prima por traspaso aún más suculenta.

Hasta la fecha, lo que se sabe es que las demandas salariales de Rabiot alcanzan ya los 10 M€, una cantidad que resultará complicada de asumir para un combinado barcelonista que en los últimos tiempos ha renovado al alza a varios jugadores de su plantilla y que aún tiene pendientes las negociaciones con futbolistas tan decisivos como Jordi Alba.