«Lionel marca diferencias y siendo el mejor jugador del mundo, lo demuestra en cada partido de cada temporada. Messi es un hombre de un solo club, su trayectoria va más allá de su fútbol y su relación con el Barça será para siempre. Siempre le pongo el ejemplo de Pelé, que estuvo siempre en el Santos. A Messi lo quiero siempre en el Barça, jugando o relacionado con el Barça».

Josep María Bartomeu lo tiene claro. El presidente del FC Barcelona admite que Leo Messi es, hoy por hoy, el pilar sobre el que asienta el primer equipo y que, por tanto, se antoja absolutamente necesario hacer todos los esfuerzos oportunos para garantizar que el futbolista permanece en el club hasta el final de su carrera profesional. «Messi todavía es joven, pero vemos constantemente cómo innova en el juego. Es pronto, pero el próximo año habrá que hablar con él», añadió.

Eso sí, el dirigente también asume que el argentino no es eterno y que, tarde o temprano, el jugador decidirá colgar las botas y dejará un vacío difícil de rellenar. «Tal vez dentro de tres, cuatro o cinco años, Leo Messi diga que deja de jugar al fútbol. Así que nos estamos preparando para el futuro. Porque nos gustaría seguir siendo el mejor club en ese momento. Es una forma de trabajar, de invertir, también de tomar riesgos. Si fallas, si haces las cosas mal, para cambiar las decisiones», reconoció durante una entrevista concedida a ESPN.

El plan para la vida después de Messi se basa en la contratación de jóvenes talentos, de fubtolistas que aún se encuentran en el arranque de su carrera y que se supone llegarán a su plenitud cuando la Pulga ponga fin a su trayectoria profesional. «A veces les explico a los miembros del club y al consejo que lo que estamos haciendo es traer jugadores muy jóvenes. Futbolistas que creemos que son muy talentosos como Lenglet, Dembele, Arthur, De Jong, Ter Stegen, que todavía es muy joven... muchos jugadores que continuarán jugando después de la era Messi», explicó. Para saber si la estrategia da sus frutos habrá que esperar unos cuantos años, ya que basta con ver jugar al internacional albiceleste para constatar que aún se encuentra en plenas facultades para seguir marcando la diferencia.