A medida que se acercaba el final del curso, y especialmente tras quedar apeado de la lucha por la Champions League y la Liga, la actualidad del FC Barcelona ha ido girando en torno a la planificación del curso que viene. Primero se constató la marcha de Pep Guardiola y el ascenso laboral de Tito Vilanova y ahora los medios se esfuerzan por desvelar el nombre de los jugadores que podrían reforzar la plantilla culé.

De esa inabarcable lista puede borrarse ya a un futbolista que apareció por sorpresa y que se va a marchar casi tan rápido como llegó: David Alaba. El austriaco apareció en escena tras su exhibición frente al Real Madrid en el máximo torneo continental (