La irrupción de Carles Aleñá en el primer equipo del FC Barcelona y la creciente importancia que Arturo Vidal va a adquiriendo dentro del equipo de Ernesto Valverde tienen un damnificado. Porque ya estos dos jugadores suelen ser suplentes habituales en los onces tipo del Txingurri.

Denis Suárez ve cómo su ración de minutos se reduce de forma considerable, de modo que apenas ha sumado 4 partidos (2 goles) hasta la fecha, siendo su mayor protagonismo en el doble duelo ante la Cultural Leonesa, que como hacen los grandes aprovechan este primer enfrentamiento de Copa del Rey para dar entrada a reservas y canteranos.

Tras brillar en ese duelo copero, el gallego mostraba por primera vez en público sus cartas y confirmaba los rumores sobre su deseo de cambiar de aires: «Yo lo que quiero es jugar. Hoy he podido hacerlo y he disfrutado y me he sentido cómodo. Lo que quiero es jugar lo máximo posible».

Tras haber gozado de oportunidades que no ha terminado de aprovechar en las últimas temporadas, el gallego se postula ahora para una salida. Y como afirma el diario Marca hoy, tenemos que el Nápoles ya se ha colocado en la pole para acogerlo en sus filas.