Apenas un año. Esto es lo que duró la experiencia de Paulinho en el FC Barcelona. Llegado al conjunto de la ciudad condal desde el Guangzhou chino en 2017 a cambio de 40 M€, el futbolista se marchó un año después de regreso a la escuadra asiática. Lo hizo después de sumar 49 partidos en los que mostró un notable rendimiento y aportó 9 goles.

Además, el traspaso del internacional canarinho dejaba en las arcas 50 M€… o eso es lo que se apuntaba. A tenor de la información que podemos encontrar en las páginas de la Vanguardia, el FC Barcelona finalmente ha ingresado 42 M€ con la venta del futbolista brasileño al citado Guangzhou.

Pese a la indudable buena operación desde el punto de vista económico (el rendimiento del jugador fue brillante hasta que el desembarco de su compatriota Philippe Coutinho le restó protagonismo y se obtuvo más dinero con su venta del que se pagó), no cabe duda que el paradero de los citados 8 M€ (la fuente señala que “Se habló de 50 millones; en el club aseguran que los 8 que faltan se compensaron con el ahorro del salario”), darán mucho que hablar.