Ya ha sido cuestionado Ernesto Valverde en varias ocasiones por él. Aunque no lo reconozca como tal, cuesta entender que Carles Aleña no fuera señalado en el inicio de temporada del FC Barcelona. La desastrosa primera parte de San Mamés, agravada con la derrota en el último suspiro, dejó tocado al canterano, apuesta de inicio en un centro del campo que naufragó ante la pujanza local liderada por un exuberante Raúl García.

El canterano salió mal parado, fue sustituido al descanso y desde entonces únicamente es noticia por ver si está o no en la convocatoria (hoy ha viajado a Eibar), o por los rumores de una posible cesión. El Real Betis ha vuelto a la carga para enero, como ya hiciera durante el verano y tal como recuerda este sábado el diario El País.

Nos detenemos en esta información del diario generalista porque trata de desentrañar hoy la situación de un jugador llamado a ser importante en el siempre cuestionado y admirado centro del campo azulgrana. Un jugador de 21 años al que la falta de minutos le privó del Europeo sub’21 en verano, algo que no quiere repetir de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Esta situación podría facilitar su marcha, ya que en una plantilla con centrocampistas de primer nivel como los que tiene por delante (Busquets, De Jong, Arthur Melo, Arturo Vidal, Ivan Rakitic, el propio Sergi Roberto…) los minutos se cotizan caros. No es descartable que cambie de aires pero si lo hace el citado croata no podría ser vendido. Y viceversa. Tenemos aquí una auténtica patata caliente para la dirección deportiva…