Las sucesivas lesiones de Jordi Alba, Adriano y Dani Alves han obligado a Gerardo Martino a introducir diversas variantes en su línea defensiva. Ante el Ajax de Ámsterdam, el Tata tendrá que dar un nuevo giro de tuerca y apostar por un esquema en el que tal vez pueda tener cabida el canterano Patric. «O bien algún central jugará en la banda o bien Patric jugará en el primer equipo», reconoció el técnico del FC Barcelona.

En la expedición que ha viajado a tierras holandesas figuran Martín Montoya, Marc Bartra, Gerard Piqué, Carles Puyol y Javier Mascherano. Sólo el primero de ellos puede considerarse un especialista de banda (ha jugado por la dos, aunque se desenvuelve mejor por la derecha), por lo que si el entrenador decide tirar solo de estos futbolistas para formar su cuarteto defensivo tendrá que desplazar a uno de los centrales al costado.

El problema es que el jugador que debería ser en teoría elegido y que ya tiene experiencia como lateral, el capitán Puyol, aún no ha disputado ni un solo minuto en Champions y apenas acumula tres partidos de Liga desde que se recuperó de su lesión, tal vez demasiado poco para afrontar un partido con exigencias.

Si Martino resuelve el enigma con Patric (20 años), también correrá sus riesgos, ya que el canterano tampoco es un carrilero puro. De hecho, no ha sido hasta este curso cuando el preparador del filial, Eusebio Sacristán, ha decidido alejarle de su zona de influencia habitual, el centro del campo, para trasladarle a una banda.