Ernesto Valverde quiere imponer su criterio. Aunque la directiva del FC Barcelona trabaja desde hace meses en la contratación de Héctor Bellerín, el nuevo técnico azulgrana ya ha dejado claro que el catalán no se adecua al perfil que busca y que, por tanto, no ve con buenos ojos que la directiva quiera invertir nada menos que 40 M€ en su fichaje.

De hecho, y según cuenta el diario Marca, el lateral derecho que sí encandila al cacereño no es otro que César Azpilicueta, futbolista que acaba de completar su quinta temporada con el Chelsea y que en este periodo ha evolucionado de carrilero solvente a zaguero todoterreno capaz de ofrecer un rendimiento notable tanto en la banda como en el eje de la zaga.

Antes de concretar el desembarco de Valverde, el Barça ya había tanteado el fichaje del ex de Osasuna y Olympique de Marsella, pero lo cierto es que tras constatar que su contratación tampoco iba a ser sencilla había optado por centrar sus esfuerzos en las negociaciones con Bellerín y el Arsenal.

Pieza básica en los esquemas de Antonio Conte durante el último curso (acumuló 47 partidos oficiales), Azpi sólo saldrá de Stamford Bridge previo pago de una elevada cantidad de dinero. Eso sí, el reciente desembarco de Antonio Rüdiger en el cuadro londinense podría facilitar de algún modo las negociaciones.