Marco Verratti (25 años) vuelve a escena. El mismo futbolista que ya el pasado curso llegó a declararse en rebeldía para intentar facilitar su salida del París Saint-Germain y su posterior desembarco en el FC Barcelona recupera hoy su espacio en la agenda del cuadro catalán.

Eso sí, en esta ocasión, su regreso al primer plano de la actualidad culé no viene impulsado ni por la directiva azulgrana ni por el propio jugador. De hecho, ha sido el núcleo duro del vestuario culé el que, según cuenta RAC1, habría solicitado a los dirigentes de la entidad que vuelvan a valorar la contratación del talentoso centrocampista.

Al parecer, en el seno del equipo se tiene claro que un jugador con esa visión de juego y esa capacidad de sacrificio resultaría determinante para mejorar las prestaciones de una medular que acaba de decir adiós a Andrés Iniesta y que el pasado curso ya atravesó fases en las que Sergio Busquets se vio algo superado por la acumulación de minutos.

Aunque tiene en cuenta la opinión de sus jugadores, el combinado catalán no ve ahora mismo factible el fichaje del transalpino. Ya no solo por lo que ocurrió el año pasado o por el montante de la posible operación, también por el hecho de que actualmente está ultimando el desembarco de otro medio que supuestamente ejercerá ese rol, el canarinho Arthur.