En el verano de 2013, la directiva del Bayern Múnich dio un importante golpe sobre la mesa al reclutar, por alrededor 23 M€, a una de las grandes perlas de la cantera del FC Barcelona, el centrocampista Thiago Alcántara. Los bávaros se aprovecharon de una laguna en el contrato del jugador, por la que su cláusula de rescisión, ubicada en 90 M€, quedaba sin validez si el futbolista no disputaba al menos el 60 por ciento de los partidos de la temporada anterior, para así reclutarle a bajo coste.

Aunque las lesiones lastraron sus dos primeros cursos con la entidad muniquesa, lo cierto es que el talentoso medio ha logrado finalmente erigirse en uno de los puntales del equipo y, de paso, consolidarse como uno de los nuevos referentes de la Selección Española.

Dicha evolución no ha pasado desapercibida para el Barça, un conjunto que ya ha comenzado a valorar seriamente la posibilidad de repescarle al término de la actual temporada. «El FC Barcelona ha puesto la directa para intentar recuperar a Thiago Alcántara. El problema es que Mazinho (Ndr: su padre y agente), está muy cabreado por el trato que recibieron en su día de la directiva azulgrana y eso está complicando las negociaciones, pero yo no descarto que vuelva a vestir de azulgrana», espetó anoche el periodista Eduardo Inda en su paso por el programa El Chiringuito de Jugones.

Aunque es cierto que una hipotética negociación se toparía con las reticencias de Mazinho y de, lógicamente, el propio Bayern, el combinado catalán contaría con el mejor de los aliados, el propio jugador. «Barcelona siempre será mi casa, y no solamente porque quiero al club, sino también a la ciudad, Siempre los miraré con cariño. Nunca se sabe si volveré, porque estoy muy contento en el Bayern, pero el fútbol cambia mucho. Puede pasar de todo», reconoció recientemente Thiago.