Leo Messi no termina de ver con buenos ojos el fichaje de Antoine Griezmann. Ésa es, al menos, la sensación que transmite una información que acaba de publicar RMC. Según este medio galo, el argentino cree que el delantero francés no es un refuerzo adecuado para el equipo y así se lo ha hecho a saber a la directiva del FC Barcelona.

Al parecer, antes de emprender viaje a su pais para sumarse a la convocatoria de la selección albiceleste, la Pulga se reunió con varios dirigentes de la entidad y les mostró serias dudas sobre la conveniencia de fichar a un futbolista que el pasado verano jugó al despiste con la entidad y que, incluso, se atrevió a escenificar el rechazo final a través de un vídeo.

Durante el citado encuentro, Messi también habría transmitido a los mandatarios culés que cree mucho más oportuna la contratación de Neymar, un futbolista al que ya conoce a la perfección y con el que no tuvo problema alguno para compenetrarse durante el tiempo que ambos coincidieron en el Camp Nou.

Minutos después, el mismo medio ha dado a conocer una segunda información en la que explica que, tras escuchar al astro argentino, la directiva del Barça se ha puesto en contacto con el París Saint-Germain para tantear el desembarco de Ney y en la que añade que los galos se han opuesto frontalmente a su salida. «El PSG, por la voz de su presidente Nasser Al-Khelaifi, ha paralizado al club español esta semana, explicando que Neymar es intransferible y que es feliz en París», asegura.