El FC Barcelona cuajó uno de sus encuentros más brillantes de la presente campaña, coincidiendo con la visita del Real Mallorca al Camp Nou. Los culés completaron una primera mitad sensacional, si bien es cierto que, como era previsible, guardaron bastante los muebles en el segundo acto. De todos modos, el tridente de su parcela ofensiva, compuesto por Lionel Messi, Antoine Griezmann y Luis Suárez, empieza a dar sus frutos para satisfacción de Ernesto Valverde y la parroquia azulgrana.

Igualmente, hay un futbolista que, pese a haber caído en el ostracismo en el tramo inicial del curso, ha conseguido dar un paso al frente para asentarse en la medular del vigente campeón de LaLiga Santander. Ivan Rakitić ha sido titular en los últimos 3 duelos del Barça, una situación que, curiosamente, ha significado una clara mejoría en el juego de los culés ante Borussia Dortmund, Atlético de Madrid y Mallorca.

Sergio Busquets, que volvía de su sanción tras haberse ausentado en el Wanda Metropolitano, y Frenkie de Jong, que es un jugador con un talento especial, fueron los acompañantes del subcampeón del mundo con Croacia en Rusia 2018 en el centro del campo de los catalanes frente al plantel bermellón. Da la sensación que, poco a poco, el ex del Sevilla va recuperando la sonrisa al disfrutar de nuevo con el cuero en sus pies.

Tras la finalización del envite con los baleares, Rakitić se pronunció acerca de su situación actual ante los micrófonos de los compañeros de Movistar: «En los últimos meses, han pasado muchas cosas. A veces, suceden cosas que no puedes entender, pero hay que aceptarlas. Ya ha pasado, nadie regala nada. Quiero darlo todo y siempre he dicho que no hay mejor sitio que el Barça para seguir ganando títulos. Es el sitio perfecto para mí».