Relegado a un discreto segundo plano desde que aterrizó en el FC Barcelona, el central galo Jean-Clair Todibo (19 años) disfrutó ante el Sevilla de la primera oportunidad de disputar un partido sometido a la máxima exigencia. «Tenía muchas ganas de jugar un partido de Liga, porque no es lo mismo jugar un amistoso como el Trofeu Joan Gamper», reconoció el central al término del choque.

Aunque se manejó con eficacia a lo largo del choque y firmó en líneas generales un partido solvente, el zaguero evidenció que aún debe mejorar su tono físico, ya que en la recta final del encuentro tuvo que ser retirado por culpa de los calambres. «Llevaba mucho tiempo sin competir y me sentía agotado. Estoy un poco triste por no haber podido acabar el partido, pero el cambio solo ha sido porque me notaba cansado», aseguró.

En cualquier caso, su examinador, el técnico Ernesto Valverde, quedó contento con su actuación y reconoció que se trata de un futbolista con el talento suficiente para hacer carrera en el equipo. «Esperamos mucho de él, es muy potente, tiene mucho margen de mejora, tanto él como Araujo, y pensamos que pueden ser importantes en el futuro y el presente», indicó.

Ya que Samuel Umtiti continúa lesionado y Gerard Piqué no podrá participar en el próximo choque de Liga por acumulación de tarjetas, parece lógico que Todibo repita titularidad en el choque ante el Eibar. Su pareja en ese compromiso debería ser el galo Clément Lenglet, defensa al que precisamente sustituyó en el compromiso ante el Sevilla.