26 goles en 18 partidos oficiales. Ésa es la estadística que ha disparado la popularidad de Erling Haland. El joven ariete, de apenas 19 años, no solo ha brillado en la Bundesliga austriaca, también lo ha hecho en una Champions League en la que acumula ya 7 dianas y en la que, entre otras cosas, se ha situado a la altura de futbolistas como Zé Carlos, Alessandro del Piero y Diego Costa, quienes también lograron ver puerta en sus cuatro primeras jornadas en esta competición.

Lógicamente, tras constatar su explosión, muchos clubes han comenzado a plantearse su contratación de cara al curso que viene. Entre ellos, el FC Barcelona, entidad que ya ha dado el pistoletazo de salida a la búsqueda de un nuevo goleador que pueda tomar el testigo del veterano Luis Suárez.

Aunque por talento, números y margen de progresión, el nórdico encaja como un guante en el perfil que anda buscando la directiva, una información de ESPN desvela hoy que el club catalán ha decidido aparcar su posible fichaje por considerar que los 100 M€ que pide el RB Salzburgo es una cantidad «desproporcionada que no está en línea con su valor de mercado».

Quienes de momento no se han asustado por la tasación del ex del Molde son Real Madrid, Manchester United, Nápoles, Chelsea o Juventus. Es más, en su portada de hoy, el diario Corriere dello Sport se atreve a señalar a la vecchia signora como favorita para adjudicarse la puja tanto por su prestigio e historia como por el hecho de mantener una buena relación con su representante, el mediático Mino Raiola.

En estas últimas horas, el rotativo noruego Dagbladet ha cuestionado al futbolista por todos estos rumores y, lejos de dar alguna pista, el punta ha optado por despejar balones y asegurar: «Ya saben mi respuesta. Sin comentarios (...) Llevo bien los rumores».