Cuando el último día de agosto se terminaba por completo el culebrón Neymar, ya sabíamos que empezaba solamente un alto el fuego en el gran asunto del verano. Los rumores se posponían, y evidentemente la actualidad deportiva y las dudas en el juego y resultados del FC Barcelona dilataron el asunto.

Hasta que esta misma semana saltaba la noticia. El delantero rechazaba la oferta de renovación con el PSG, para el que tiene contrato hasta 2022. No hay prisa por tanto para que renueve, pero ya es un síntoma de que pocas cosas han cambiado desde el verano. Y todo ello a una semana de que el delantero pueda visitar el Santiago Bernabéu si se recupera a tiempo de su lesión.

Los rumores sobre la reactivación del FC Barcelona para su fichaje han vuelto. Aunque una información de Mundo Deportivo se encarga ahora de bajar los humos. Pocas cosas han variado desde verano, entre ellas que los galos no quieren desprenderse del delantero y menos vendérselo a los catalanes.

Además en Can Barça no hay tampoco dinero para acometer su fichaje ni para tan siquiera pagar la ficha que tenía en 2017. Por tanto todo sigue siendo una utopía, a menos que hayan uno o varios cambios inesperados en los acontecimientos…