El FC Barcelona está primero en la Liga Española pero pasa serias dificultades en la zona defensiva. Es por ese motivo, que la directiva del conjunto blaugrana ya se ha puesto manos a la obra para idear la que será la plantilla de cara a la temporada 2020/21. Todo parece apuntar a que será la defensa la parte más condicionada por los cambios. Se está pensando en la posibilidad de dar competencia a Semedo en el lateral derecho y en lograr un recambio de garantías para Samuel Umtiti.

Según Marca, el club baraja seriamente fichar un central en verano. Los problemas en la rodilla de Umtiti son los causantes de dicha intención. El galo ha estado fuera de los terrenos de juego por los problemas físicos hasta cinco meses. Cuando reapareció en el campo (lo ha hecho solo dos veces en lo que va de temporada), volvió a lesionarse. Nadie duda de su gran nivel cuando está en condiciones de mostrarlo, pero ahora, necesita un sustituto. También se fichará, casi con total seguridad, un lateral derecho que compita con Semedo por un puesto para que Sergi Roberto pase definitivamente al centro del campo.

Por otra parte, la competencia por un puesto de titular que desbanque a Lenglet o Piqué no existe. Una de las máximas para esta campaña era esa competitividad en todos los puestos que existe en el centro del campo y en la delantera, pero muy poco en la defensa. Otro factor que puede influir es el rendimiento de Todibo y Araújo. La dirección deportiva tiene mucha confianza en ambos, pero es demasiado pronto para que compitan abiertamente por un puesto de titular. La idea es que el francés se mantenga en la primera plantilla y vaya ganando minutos poco a poco. Veremos cómo actúa el FC Barcelona la siguiente temporada.