Ansu Fati tiene un futuro prometedor por delante en el FC Barcelona. Después de realizar su carta de presentación con el primer equipo en el Camp Nou contra el Real Betis, el canterano azulgrana vio portería en el empate en El Sadar frente a Osasuna. Su consagración llegó en la Ciudad Condal ante el Valencia, donde marcó y asistió para dar claros síntomas del talento que tiene con el cuero en sus botas.

No obstante, la recuperación de efectivos, especialmente de Lionel Messi y Luis Suárez, ha propiciado que Fati, de 17 años, haya sido relegado a un segundo plano en la disposición táctica de Ernesto Valverde. Los 2 sudamericanos, junto con Antoine Griezmann, conforman el tridente en la parcela ofensiva culé, mientras que la perla y Ousmane Dembélé aguardan su oportunidad desde el banquillo.

Según datos recopilados por Transfermarkt, Ansu acumula 8 encuentros en LaLiga Santander, donde ha colaborado con 2 dianas y un pase de gol, habiendo disputado el 28 % de los minutos en juego. Por su parte, ha formado parte en 2 de los 4 envites en Liga de Campeones, sin haber cosechado estadísticas de tantos o asistencias, pero participando en el 23 % del total de los minutos.

Es evidente que ha perdido bastante protagonismo en comparación con el boom que supuso su irrupción, un jugador diferente y especial al que avaló desde el principio Víctor Valdés, que fue despedido en su cargo al frente del Juvenil ’A’ del Barça. De todos modos, seguro que tarde o temprano vuelve a entrar en los planes de Valverde para ayudar al plantel blaugrana durante el resto de la presente temporada.