«Me gustaría estar aquí siempre, pero he de ser objetivo y vivir el día a día. Si en diciembre o cuando acabe la temporada no siento que soy importante aquí tendré que buscar una solución y ampliar horizontes para ser importante». Así de claro y contundente se mostró la pasada semana Arturo Vidal. Durante una conversación con TV3, el chileno aseguró que si no acumula una mayor cantidad de minutos en las próximas semanas, buscará un futuro lejos del FC Barcelona.

Como cabía esperar, sus palabras no han pasado desapercibidas. Ayer mismo, los medios italianos ya aprovecharon la coyuntura para especular con el interés del Inter de Milán, y en estas últimas horas ha sido el rotativo inglés Manchester Evening News el que ha señalado que un gran club de las islas, el Manchester United, estaría encantado de abrir sus puertas al centrocampista.

Para dar mayor empaque a su información, el diario alude a un factor que podría facilitar, de algún modo, el desembarco del sudamericano en Old Trafford: la excelente relación que mantiene el agente del futbolista, Fernando Felicevich, con el vicepresidente del combinado británico, Ed Woodward.

Aunque apenas ha partido como titular en tres compromisos de Liga este curso, en el Barça están muy contentos con el rendimiento de Vidal, por lo que solo darán su brazo a torcer si llega alguna oferta convincente y si el jugador muestra una firme intención de cambiar de aires.