Reforzar el eje de la zaga es una de las máximas prioridades de Tito Vilanova. El próximo entrenador del FC Barcelona ha vivido, en primera persona, los dolores de cabeza de Pep Guardiola por culpa de la escasez de defensas y no quiere que está situación se reproduzca el curso que viene.

A estas alturas, queda claro que el gran anhelo de todo el barcelonismo es, sin duda, Thiago Silva, sin embargo, su fichaje se antoja una labor muy complicada, ya que el AC Milan sólo le dejará escapar por una cantidad cercana a los 40 M€, cifra que el Barça ni se plantea pagar.

Por eso, en las últimas horas vuelve a tomar fuerza el nombre de David Luiz. El brasileño aterrizó en el Chelsea durante el mercado invernal del curso pasado y, aunque con muchos altibajos, ha logrado finalmente asentarse como la pareja más fiable del intocable John Terry.

Según relata Sport, el exfutbolista del Benfica estaría «loco» por aterrizar en el Camp Nou, pero aún queda por ver si el conjunto catalán se acerca a los aproximadamente 30 M€ que exigirán los blues como compensación. Al tiempo.