Arthur Melo arrancó el curso dando un paso al frente en la disposición táctica de Ernesto Valverde en el FC Barcelona, siendo determinante en la sala de máquinas y llegando desde segunda línea para aportar tanto goles como asistencias. El centrocampista, que aterrizó en verano de 2018 desde Grêmio de Porto Alegre, está llamado a liderar la medular culé durante los próximos años con Frenkie de Jong.

De todos modos, cayó en el ostracismo de manera incomprensible. Es cierto que su rendimiento dio un ligero bajón en comparación con el comienzo de la presente campaña, pero resultaba contradictorio que, incluso, se quedase fuera de varias convocatorias del míster del Barça. De todos modos, regresó al XI inicial del vigente campeón de nuestra Liga en el triunfo ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano para seguir al frente de la tabla.

No obstante, atendiendo a unas estadísticas recogidas por Yahoo Deportes, Arthur, de 23 años, llegó a perder la friolera de 12 balones en el duelo con los rojiblancos, tan solo por detrás de un Lionel Messi que, huelga decirlo, es el que más tiempo maneja el cuero en el cuadro blaugrana. El carioca formó en el mediocampo junto con De Jong e Ivan Rakitić, quien parece haber recuperado la confianza de Valverde, aunque no se descarte su salida en enero.

La prueba de enjundia que tiene por delante el FC Barcelona durante este mes de diciembre será el próximo miércoles 18, a partir de las 20:00 horas, en el ’Clásico’ del Camp Nou contra el Real Madrid. Habrá que ver si el ex de Grêmio es de la partida contra el conjunto liderado por Zinedine Zidane, una batalla que se prevé apasionante entre los 2 grandes colosos del deporte rey en España.