El evidente deseo del FC Barcelona de incorporar un nuevo centrocampista no pasa desapercibido. De hecho, muchos agentes tratan de aprovechar la coyuntura para colocar en el cuadro catalán a alguno de sus clientes que pueda adaptarse a las necesidades del combinado culé.

Entre quienes últimamente se han ofrecido como solución para esta búsqueda que mantiene abierta la entidad despunta hoy el nombre de Marek Hamsik. Según cuenta Sport, el eslovaco se habría mostrado más que dispuesto a abandonar la disciplina del Nápoles y dar el salto al Camp Nou.

Aunque valoró su ofrecimiento, el Barça declinó por el momento la posibilidad de lanzar sus redes. Eso sí, los dirigentes le dejaron claro que si no logran concretar las alternativas que ahora mismo manejan (principalmente el galo Adrien Rabiot) estudiarán detenidamente la posibilidad de reclutarle.

Hamsik, de 31 años, ha desarrollado casi toda su carrera en el Nápoles, conjunto en el que ha destacado por su atractiva mezcla de combatividad y talento, su visión de juego y su capacidad para pisar el área rival (acumula 120 y 110 asistencias en 501 partidos oficiales). Con contrato en vigor hasta 2020, su fichaje pasaría por abonar una cantidad sin duda importante a un combinado celeste que no tiene intención de darle salida.