Es evidente que el culebrón de Neymar va para largo. Pese a la reunión en París entre representantes de PSG y FC Barcelona, da la sensación que el tema va a dar que hablar durante, al menos, los próximos días. Habrá que ver si finalmente abandona la capital gala, que es lo más probable. Sus 2 posibles destinos serían Real Madrid y Barça. Todo apunta a que el carioca desea regresar a la Ciudad Condal, pero se plantea el siguiente interrogante: ¿Es necesario en el equipo de Ernesto Valverde?

La parcela ofensiva del vigente campeón de nuestra Liga es sencillamente brillante. Cuenta con uno de los 2 mejores jugadores del mundo (Leo Messi), un delantero centro que no deja de marcar diferencias respecto al resto (Luis Suárez), un futbolista que, a priori, se asociará a la perfección con ambos (Antoine Griezmann) y un extremo anárquico, a la par que imprevisible, que ha rendido a un nivel superlativo cuando no ha sido castigado por la lacra de las lesiones (Ousmane Dembélé). Philippe Coutinho, como es lógico, se queda fuera de las alternativas para Valverde si Neymar vuelve a la que considera su casa.

Por tanto, ¿tiene sitio el carioca? Sabiendo el estilo de Valverde, se antoja complicado que plantee una disposición táctica donde tengan cabida 4 de las 5 estrellas de las que dispondría en su parcela ofensiva. Messi es innegociable. El desembolso realizado por Griezmann hace pensar lo propio, al tiempo que Luis Suárez sí que da claras muestras de necesitar un recambio natural en su demarcación. ¿Jugará Antoine de falso ’9’? ¿Será Leo quien asuma dichos galones como en la época de Pep Guardiola? ’El Mosquito’, por su parte, tiene claro que su sitio está en la banda (percutiendo mucho por el centro).

Por lo que respecta a Neymar, ya dio claras muestras de brillar con luz propia en el 4-3-3 con Messi y Suárez. ¿Sería el 4-2-3-1 factible en el Barça? Supongamos que Griezmann y Neymar ocupan los costados, Leo hace de enganche y el charrúa se encarga de fijar a los centrales. Todo ello con Dembélé llamando a la puerta de Valverde para reclamar una oportunidad. Aun así, ¿apostaría el míster por este sistema tan ofensivo? Las dudas estás en el aire, pero únicamente se podrán hacer elucubraciones hasta que se confirme lo que sucederá con el futuro del ’10’ del PSG.