«Toda Europa se está moviendo y el Barça debe hacer las cosas bien». Las insólitas palabras de Marc Overmars, director deportivo del Ajax de Amsterdam ayer sobre el FC Barcelona, son bastante reveladoras. El club holandés vería con buenos ojos que Matthijs De Ligt y Frenkie De Jong fueran al Camp Nou. Igual que los propios jugadores.

Pero conforme pasan los días ambos fichajes parecen complicarse cada vez más para la escuadra catalana, que no parece estar haciendo lo suficiente por ellos, como dejó a las claras el ex azulgrana. Por si fuera poco, en el caso del central hay otro factor que complica todo y es el agente Mino Raiola, como afirma Mundo Deportivo.

Haciéndose eco de las palabras que ayer pronunciaba el zaguero al recoger el Golden Boy, el citado medio coloca al representante como un muro difícil de franquear y que solamente mirará el interés económico. En cuanto al mediocentro, Catalunya Ràdio daba en las últimas horas una información poco alentadora para los culés.

La dirección deportiva que comanda Eric Abidal se habría reunido ya con su agente, para trasladarle el interés por el jugador. Pero también para anunciar que ahora mismo no podrían afrontar económicamente una operación como esta, de más de 70 M€ y con una elevada ficha para el futbolista.